Antecedentes

Nuestros pueblos Indígenas y campesinos se establecieron en medio de las montañas y la vida rural se desarrolla en medio de unas condiciones topográficas donde los puentes juegan un papel determinante para la vida diaria.

Adicionalmente, el cambio climático y los efectos del “fenómeno de la niña” afectan las redes de caminos terciarios y destruyen puentes rurales que muchas veces los mismos campesinos construyen de forma artesanal.

"En promedio cada año, más de 150.000 campesinos e indígenas Colombianos sufren aislamiento por ausencia de pasos peatonales seguros" (fuente Colombia Humanitaria 2013)